Disfrutando de las cruces de mayo del Polígono Sur

20160514 Inauguración vecinos pixeladaEl sábado fue una jornada para disfrutar de las cruces de mayo en las plazoletas del Polígono Sur, una actividad que siempre ha sido tradicional en el barrio pero que en los últimos tiempos había ido perdiendo fuerzas. El equipo de intervención comunitaria intercultural (ICI) del proyecto que La Caixa tiene en marcha en el Polígono Sur, en alianza con la Oficina de la comisionada, eligió esta celebración popular para hacer revivir las plazas y las comunidades de vecinos como espacios de convivencia. Con la ayuda de becarios y becarias de la Flora Tristán, del equipo de la comisionada para el Polígono Sur y de otras entidades del barrio, se acompañó a las familias durante varias semanas en el montaje de las cruces de mayo en cuatro plazoletas, invitando a los niños a participar de forma divertida. Los Mares del Sur (en Los Marrones), La Dama del Alba (Verdes) y Antonio Machado las celebraron el sábado, mientras que Dulcinea (Los Rojos) la aplazó al miércoles 18. La celebración se completó con música, juegos infantiles, deporte y ocio, además de la Ruta de la Tapa que por cuarto año organizaba la residencia universitaria Flora Tristán.

20160514 InauguraciónEl inicio fue a mediodía en Los Mares del Sur, con una inauguración oficial ante la cruz blanca y roja de flores de papel que los vecinos habían colocado en el centro de la plazoleta. Al estreno acudieron la comisionada, Mar González; el director del área Social de la Obra Social La Caixa, Marc Simón; la directora del Distrito Sur del Ayuntamiento de Sevilla, Esther Movilla; además de Ignacio López, delegado en Andalucía de la Fundación Atenea, que desarrolla el proyecto ICI. Vecinos de otras zonas del Polígono acompañaron el estreno, y los niños se animaron pronto a participar en el pintacaras, pidiendo maquillajes de animales que los becarios y becarias de la Flora Tristán se esforzaban en conseguir.

IMG-20160514-WA0007A la misma hora comenzaba la celebración en La Dama del Alba, donde los vecinos habían adornado con flores de papel y guirnaldas cada una de las verjas y entradas a los bloques de la plazoleta, además de colocar una cruz blanca, azul y roja junto al bar comunitario del patio. Una vecina llegó a bajar del salón de su casa un cuadro de la Virgen del Carmen para que acompañara a la cruz de mayo, como era costumbre antaño, además de las guirnaldas, farolillos y cadenetas de colores y del frondoso poto colocado a los pies de la cruz.

IMG-20160514-WA0012En el tercer enclave, la asociación de vecinos Antonio Machado, la cruz era morada y estaba colocada sobre un fondo de flores de cartulina realizadas por un grupo de vecinas en una especie de altar, escoltado por unas cortinas doradas que una de ellas había llevado de su casa. A sus pies había clavellinas para repartir entre los asistentes y buganvillas moradas del frondoso árbol que crece en el patio del bar de la esquina, más un detalle que a nadie le pasaba desapercibido: parecía una manzana, pero las vecinas explicaban que era un pero: “Para que nadie le ponga peros a la cruz, porque ya se lo hemos puesto nosotras”, bromeaban. Las mujeres del barrio habían sacado para compartir varios aperitivos, entre ellos dos platos estrella: los caracoles y cabrillas que habían preparado en sus casas las vecinas, con los que todos nos chupamos los dedos.

La unión entre las plazoletas comenzó de la mano de la IV Ruta de la Tapa del Polígono Sur, que partía de los comerciales de Los Marrones con el montadito de lomo al whisky del bar Angelita, seguía con la tapa sorpresa del bar comunitario de la plazoleta Dama del Alba y acababa con un potaje gitano realizado por la asociación cultural gitana Vencedores. La guinda la ponía el café con pastelito del bar Stop, en Antonio Machado.

20160514_164538 pixeladaPor último, una batucada festiva fue recorriendo las plazas para trasladar a la gente hasta el centro de formación de la Fundación Don Bosco, donde se habían habilitado un campo de fútbol burbuja, un taller para convertir en chapas los dibujos que hacían los niños, juegos tradicionales y un escenario desde el que se puso música al encuentro, con los niños guitarristas de la Fundación Alalá acompañados por Emilio Caracafé y los cantautores El Atún, Jorge y Caye Cayetana. La entrega de premios a la plaza más creativa, para la asociación de vecinos de Antonio Machado; y a la plaza más acogedora, para Los Mares del Sur, cerraron una fiesta que los Bomberos del parque del Polígono Sur, que realizaron un taller de salvamento, terminaron regando con espuma para disfrute de todos.

Os dejamos una galería de fotos de la jornada, y os recordamos que el miércoles aún podemos volver a disfrutar de una cruz de mayo en la plaza Dulcinea de Los Rojos:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s